Arauca: Secretaria general del municipio respondió a señalamientos por parte del Sintremar

La semana pasada Sintremar denunció incumplimiento a los acuerdos

Paola Hernández, secretaria general del municipio de Arauca, respondió a los señalamientos realizados por parte del Sindicato de Trabajadores del municipio de Arauca (Sintremar), quienes la semana anterior denunciaron supuestos incumplimientos de los acuerdos laborales anteriormente suscritos.

En primer lugar, reafirmó que sí es cierto que entre Sintremar y el municipio se han celebrado acuerdos sindicales de los cuales se han contemplado beneficios significativos para los servidores públicos afiliados a dicho sindicato, de los cuales muchos de esos acuerdos siguen vigentes.

Según la Secretaria Hernández, varios de esos acuerdos sindicales no resultan ser viables jurídicamente y expresó: “Al momento de revisar los actos administrativos y hacer una revisión exhaustiva especialmente en los fundamentos del Derecho, pude evidenciar que varios beneficios contemplados en esos acuerdos no resultan ser viables jurídicamente bajo mi criterio y la consulta que se hizo también a Función Pública”, dijo.

(Relacionado: Sindicato de la Alcaldía de Arauca protestó por supuestos incumplimientos en acuerdos laborales)

Así mismo, la funcionaria alegó que al ser acuerdos sindicales desde el año 1995, para ese entonces en que se suscribieron no existía normatividad que prohibiera de manera específica o reglamentara ciertos beneficios.

“Al salir la normatividad los acuerdos no han sido modificados y estos beneficios resultan ser contrarios a la norma”, explicó

Sobre los beneficios

La secretaria general llamó la atención sobre la dotación que reclaman los sindicalistas pues esta solo es procedente bajo ciertas condiciones, como por ejemplo, que los servidores no perciban más de dos salarios mínimos legales vigentes. Aclaró que en ningún momento se puede hacer entrega del dinero a los servidores públicos, sino que se debe adelantar la contratación para llevar a cabo la dotación.

“Como responsable y como secretaria, no voy a avalar un acto administrativo bajo esas circunstancias, pero debe la administración adelantar la contratación y llevar a cabo la dotación, pero en ningún caso de hacer la entrega de dinero o el recurso de forma directa al sindicatos. Si yo evidencio un error, no voy a perpetuar los errores que se vengan presentando. Todo ha sido basado en el fundamento jurídico y no por capricho”, expresó.

Otra de las solicitudes que estaría realizando el sindicato en esta ocasión para el reconocimiento de algunos servidores públicos, sería la entrega de medallas de oro de 14 kilates, 6 gramos de peso y 2 cm de diámetro y con grabaciones específicas. Según la secretaria general, al hacer la consulta a Función Pública esta respondió: “No resulta procedente que las entidades públicas de su presupuesto otorgue medallas de oro de 18 kilates. No es procedente a través de negociaciones colectivas de carácter particular concebir tales contribuciones”.

De igual modo, Hernández recalcó que al hacer la revisión de la nómina se encontraron ciertos factores salariales que establecía primas a servidores públicos las cuales no eran aplicables por lo que se procedió a retirarlos. Dijo que los salarios nunca han sido afectados y vienen siendo pagados en normalidad.

Por último, la secretaria general denunció ser objeto de ataque personal por parte del Sindicato dado que “ya han rayado en el irrespeto”.

Más noticias…