ICA capacitó a vacunadores para el segundo ciclo de vacunación contra fiebre aftosa y brucelosis bovina

El 30 de octubre se dio inicio al segundo ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa y la brucelosis bovina a nivel nacional, que se extenderá hasta el 13 de diciembre de 2023.

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) desplegó un esfuerzo de capacitación en el departamento de Arauca, donde se encuentran cerca de 1.290.000 bovinos, para garantizar el éxito de esta crucial labor. Durante un periodo de 45 días, más de 200 profesionales, incluyendo vacunadores, programadores, transportadores, médicos veterinarios y técnicos, trabajarán incansablemente para mantener a Colombia libre de fiebre aftosa mediante la vacunación.

La gerente seccional del ICA en Arauca, Narda Adiela Martínez, subrayó la importancia de la capacitación y actualización de los vacunadores, en colaboración con Fedegán, para asegurar el cumplimiento de las normativas del ICA en la prevención y el mantenimiento del estatus sanitario del país como “libre de fiebre aftosa con vacunación”.

(Le puede interesar: Prosperidad Social inicia el pago de beneficiarios de ‘Colombia Mayor’ en noviembre)

Estos talleres, liderados por médicos veterinarios del ICA, cubren una amplia gama de temas esenciales, como el adecuado registro de la vacunación, la documentación de los predios no vacunados, el manejo de la vacuna, la cadena de frío, la gestión de reacciones adversas, la higiene y la protección, así como el manejo de equipos. Estos aspectos son cruciales para el éxito del ciclo de vacunación.

En la jornada, los vacunadores deben cumplir una serie de requisitos, como mantener la cadena de frío entre 3 y 7 grados Celsius, aplicar únicamente las vacunas contra la fiebre aftosa y la brucelosis bovina según lo establecido en la Resolución 13315 de 2023. Además, no se les permite llevar ni aplicar otros biológicos distintos a los mencionados y deben vacunar al 100% de los animales en los predios visitados.

Posteriormente, deben registrar la información en el Registro Único de Vacunación (RUV). Esto implica la aplicación de dos biológicos: uno contra la fiebre aftosa para todos los bovinos y bufalinos, y otro contra la brucelosis en hembras entre 3 y 9 meses de edad, con revacunación de la Cepa RB51 en hembras bovinas y bufalinas entre los nueve y quince meses de edad que fueron primovacunadas con Cepa RB51 en ciclos anteriores.

Adicionalmente, los vacunadores deben mantener limpias y desinfectadas las agujas y las jeringas. En caso de encontrar animales con síntomas compatibles con la fiebre aftosa en algún predio, deben notificarlo de inmediato al Instituto Colombiano Agropecuario.

Más noticias…