Así será la atención a la comunidad en la alcaldía de Juan Qüenza

También dijo que se implementará un sistema de biometría o identificación para que los funcionarios cumplan estrictamente sus horarios de trabajo.

El alcalde electo de Arauca, Juan Qüenza, en diálogo con el periodismo de Al Aire Noticias, informó cuál será la estrategia para mantener contacto directo con los araucanos y a su vez avanzar en las obligaciones que demanda la alcaldía que presidirá a partir del enero de 2024.

“Yo lo he dicho, va a ser una alcaldía de puertas abiertas, pero limitadas. Yo lo dije en campaña y lo voy a cumplir. ¿Por qué de puertas abiertas? Porque vamos a permitirte que de lunes a viernes todas las personas que quieran ir a hablar con el alcalde o con cada uno de los secretarios pueden hacerlo de manera libre de 8 a 12 del mediodía”, indicó Qüenza.

El horario se estableció, según él, para que la gente tenga las “reglas claras” y se realice el diálogo social y comunitario de manera organizada. Y agregó que “de 2 a 6 de la tarde, de lunes a viernes, no vamos a dejar ingresar ni a contratistas, ni a personas, ni a nadie. Porque yo tengo que avanzar en los procesos contractuales, en los procesos administrativos y en la reorganización de la administración”.

Así las cosas, en horas de la mañana para la población y horas de la tarde para la administración, y a su vez, establecerá, según contó en diálogo con Al Aire Noticias, un sistema que permitirá monitorear el cumplimiento de horarios de trabajo por parte de los trabajadores de la alcaldía.

 “Tenemos que ponerle un orden a nuestra alcaldía. Y lo primero que vamos a buscar es que logremos poner un identificador de llegada y de ingreso en la alcaldía de Arauca, porque el mensaje es para todos los trabajadores de la alcaldía. Miren, los trabajadores de la alcaldía tienen un gran problema. Hay unos que llegan a las 9 de la mañana, van a comer refrigerio y a las 10 y cuarto ya se están yendo para su casa”, resaltó el alcalde electo.

Hizo una advertencia a los trabajadores que, incluso, podría acarrear en descontarles de su salario si llegan a faltar a sus labores sin justificación. “No señores, aquí llegó el momento de trabajar. Si ellos están dentro de la administración es porque les pagan un sueldo y funcionario o trabajador que no llegue a las 8 de la mañana o que no vaya les hago descontar el día directamente”, reiteró Qüenza.

Afirmó que “el pueblo confía en un alcalde que tiene un carácter, pero tiene un corazón bastante noble para ayudar a la gente, pero le gusta trabajar organizadamente”.

Finalmente, manifestó que implementará una serie de capacitaciones a los funcionarios para que se pueda optimizar su rendimiento y que no permitirá maltrato a la comunidad. “Le vamos a apostar a capacitar a todos nuestros funcionarios y trabajadores de la administración municipal para que atiendan de una buena manera a la población. Miren, llegan esos campesinos, llegan esos viejitos a pedir información y hay veces que les contestan de buena manera y otras veces que les tiran los papeles, son groseros. No son todos, pero si hay unos que ya están plenamente identificados y vamos a llegar a ponerle orden a nuestra alcaldía”, puntualizó.